Este es el técnico informático colombiano que les reveló a las autoridades los secretos del Chapo

(CNN) - Desde su escondite en las montañas del noroeste de México, Joaquín "El Chapo" Gu...

Posted: Jan. 11, 2019 11:10 AM
Updated: Jan. 11, 2019 11:10 AM

(CNN) - Desde su escondite en las montañas del noroeste de México, Joaquín "El Chapo" Guzmán tuvo el placer de escuchar en secreto las conversaciones de su esposa, amante y socios del cartel, gracias al software espía que el capo instaló en sus teléfonos celulares por un técnico.

Ese técnico es Christian Rodríguez, un colombiano de 32 años que abandonó la universidad para comenzar su propia compañía de seguridad informática y terminó trabajando para ayudar a los miembros del cartel de la droga a proteger sus comunicaciones.

Rodríguez es un testigo colaborador que vive en  Estados Unidos, y los fiscales han pedido que no se muestre su rostro mientras testifica en contra de su antiguo cliente. El colombiano y el Chapo se miraron cuando comenzó su testimonio, y Rodríguez pareció nervioso durante el interrogatorio.

Rodríguez, asustado, se reunió por primera vez con Guzmán en 2008, en una reunión en las montañas donde el líder del Cartel de Sinaloa se había estado escondiendo de las autoridades después de que escapara en un carro de lavandería de una prisión mexicana años antes. Rodríguez describió que lo llevaron a una pista de aterrizaje clandestina para llevarlo luego a la reunión, y dice que al terreno llegaron "militares armados". El trabajo de Rodríguez inicialmente involucró la creación de un sistema de extensión de teléfono similar a una oficina para los socios del Cartel de Sinaloa que permitiría que sus conversaciones se cifraran o que las autoridades no pudieran interceptarlos. Guzmán, que no disfrutaba trabajar en computadoras, estaba satisfecho con la capacidad de tener conversaciones telefónicas protegidas.

Los fiscales publicaron esta foto pixelada de Christian Rodríguez para proteger su identidad, luego de que dio a las autoridades acceso a las comunicaciones privadas de El Chapo.

En su próxima reunión, Guzmán le preguntó a Rodríguez si podía instalar "spyware" para monitorear las actividades de ciertos dispositivos. Rodríguez instaló un programa llamado FlexiSPY, que le permitió a Guzman acceder a mensajes de texto, correos electrónicos, llamadas telefónicas y ubicaciones GPS de los teléfonos que lo tenían instalado. Se le dijo a Rodríguez que instalara el software en teléfonos nuevos que se entregarían a las personas que Guzmán eligió. En total, Guzmán estaba rastreando 50 teléfonos.

"Era como su juguete", dijo Rodríguez. "Le gustó mucho".

Luego, Guzmán quiso más: la capacidad de encender de forma remota el micrófono de un teléfono para que pudiera escuchar las conversaciones a su alrededor.

Llamaba a alguien, conversaba con él y luego colgaba y abría su micrófono "para escuchar lo que dirían sobre él", dijo Rodríguez.

Guzmán dijo que los dispositivos que tenían instalado el software espía eran "especiales" y podían transformar teléfonos e incluso computadoras. A veces, a Rodríguez solo le tomaba unos minutos transformar un dispositivo en una herramienta de espionaje para el líder del cártel.

Los mensajes

Si bien Guzmán tenía instalado el software espía en los teléfonos de otros, no sabía que Rodríguez finalmente terminaría cooperando con el gobierno de EE.UU., lo que brindaría a las autoridades acceso a conversaciones relacionadas con el líder del cártel.

Las autoridades hicieron que otro testigo colaborador atrajera a Rodríguez a una reunión en la ciudad de Nueva York con el pretexto de comprar sus servicios de comunicación cifrados para evadir a la policía. Rodríguez fue grabado en la reunión de 2010, y finalmente accedió a trabajar con el FBI, cuyos investigadores se dieron cuenta de que no podrían ver lo que los socios de Sinaloa estaban diciendo "sin acceso a información privilegiada".

Una vez que Rodríguez le dio acceso al FBI, pudieron acceder a las conversaciones que Guzmán tuvo con todos, desde socios del cartel hasta su esposa, Emma Coronel.

Un portavoz de FlexiSPY dijo que la compañía no había estado directamente involucrada en el caso de Guzmán, pero que la compañía generalmente ayuda a las autoridades policiales con sus investigaciones.

"Si FlexiSPY fue fundamental para descubrir actividades ilegales o llevar a los criminales ante la justicia, entonces estamos encantados de que nuestro producto pueda ayudar", dijo el vocero en un comunicado a CNN.

El chapo y sus amores

Guzmán y su esposa pasaron mucho tiempo separados mientras evadía a las autoridades, y él estaba al tanto de la vida de ella y sus hijas gemelas nacieron en California en 2011. Coronel llamaba a Guzmán "Don Joaquín" o "Sr. Joaquín" y "Papá". Él la llamaba "cariño". Ella sugiere, en una conversación, que "tal vez sea mejor para mamá hacer (enchiladas) para ti. Después de todo, fueron mis enchiladas las que te enamoraron de mí".

Cuando sus niñas tenían unos seis meses de edad, él comentó que una de ellas era "intrépida".

"Le voy a dar un AK-47 para que pueda estar conmigo", dijo Guzmán sobre una de las niñas.

Guzmán se refiere a sus niñas gemelas, apodadas Mali y Kiki, como "pequeñas reinas" en los mensajes de texto, y aconseja a Coronel que "registre a las bebés con un nombre diferente" para poder poner una nueva casa bajo su nombre.

Con Coronel sola la mayor parte del tiempo, lamentó la dificultad de ser "una madre soltera" y expresó su preocupación por la seguridad de su esposo. Sus temores estaban justificados.

Un día de febrero de 2012, los mensajes de BlackBerry muestran a Guzmán revisando la actividad de Coronel para asegurarse de que estaba a salvo. Ella le cuenta sobre un auto sospechoso, que Guzmán dice que es un vehículo del Gobierno. Él le aconseja a ella: "Sigue adelante y lleva una vida normal ... ellos solo quieren ver si vienes a donde yo estoy".

Luego le pregunta si tiene una pistola y ella le dice que tiene una de las suyas. "Ponla en el compartimiento oculto, cariño", le dice a ella.

Un día 22 de febrero de 2012, transcurrieron horas entre los mensajes de la pareja.

De repente, Guzmán le dice a Coronel: "Todo está bien, amor. Volveré a hablar contigo más tarde. Estoy en la carretera".

La casa de Los Cabos en la que había estado escondida fue allanada. Tres de sus socios fueron arrestados y varios de sus teléfonos y cuadernos con información sobre el sistema de comunicación secreto fueron incautados por las autoridades estadounidenses.

"Los vi golpear en la puerta de al lado y pude saltar", le dijo Guzmán a su esposa.

El Chapo pudo evadir a las autoridades estadounidenses durante esa redada, y más tarde le pide a Coronel que le compre pantalones, ropa interior, zapatos y tinte para bigotes.

Pero mientras Guzmán estaba enviando mensajes a su "querida" Coronel, también estaba enviando mensajes románticos a una mujer llamada Agustina Cabanillas Acosta.

"Eres la persona más importante para mí, mi amor", le envió un mensaje Guzmán.

CNN se contactó con un representante de Coronel, que no tuvo "ningún comentario" sobre las denuncias de la infidelidad de Guzmán.

En los mensajes que Cabanillas Acosta le envió a otra persona, ella describe el hábito de espionaje de Guzmán y dijo: "Lo atrapé ayer mirando un montón de fotos, como las de las cámaras de seguridad", y dijo que cerró rápidamente las ventanas que había estado mirando cuando ella entró al lugar.

'No envíes ni un kilo'

Los mensajes interceptados dieron a las autoridades una visión de algo más que la complicada vida amorosa de Guzmán.

En un momento en una conversación con Coronel, ella le pasa su teléfono a su padre y Guzmán le aconseja que solo use el BlackBerry para las comunicaciones, diciendo que "trabajar con radios es peligroso porque la Patrulla Fronteriza está escuchando".

Él le aconseja al padre de Coronel que si está usando una radio antes de tomar un vuelo de tráfico, "ni siquiera envíe un kilo, de lo contrario todo caerá".

Guzmán, cuyo nombre de pantalla en el sistema encriptado es simplemente "J", envía mensajes gratuitos sobre el tráfico de drogas, le pide a Cabanillas Acosta que busque a alguien que esté "dispuesto a ir a pescar", para encontrarse con un barco del cartel lleno de drogas a cientos de kilómetros de la costa de EE.UU. y regresa las drogas en un barco de pesca.

Guzmán incluso nombra explícitamente las drogas pos las que se le acusa de tráfico en algunos mensajes de texto. En un momento dado, Cabanillas Acosta le pregunta a Guzmán si quiere "los grandes" o "los pequeños", una pregunta velada que hace referencia a la marihuana frente a la cocaína, que viene en paquetes más pequeños.

Guzmán responde, sin reserva.

"Cocaína."

Maria Santana de CNN contribuyó a esta historia.

Article Comments

Terre Haute
Overcast
48° wxIcon
Hi: 50° Lo: 44°
Feels Like: 45°
Robinson
Overcast
50° wxIcon
Hi: 51° Lo: 44°
Feels Like: 46°
Indianapolis
Overcast
46° wxIcon
Hi: 50° Lo: 42°
Feels Like: 43°
Rockville
Overcast
48° wxIcon
Hi: 50° Lo: 42°
Feels Like: 45°
Casey
Overcast
48° wxIcon
Hi: 52° Lo: 44°
Feels Like: 42°
Brazil
Overcast
48° wxIcon
Hi: 50° Lo: 43°
Feels Like: 45°
Marshall
Overcast
48° wxIcon
Hi: 51° Lo: 44°
Feels Like: 45°
More rain tonight and tomorrow.
WTHI Planner
WTHI Temps
WTHI Radar

Latest Video

Image

VU Team

Image

Ask the Storm Team: Why is it warmer in Spring?

Image

Discovery Music Series

Image

Traveling Smithsonian exhibit stops in Marshall

Image

Catching county trash dumpers

Image

Sullivan Co home fire

Image

Sullivan Co semi fire

Image

Kids enjoy the start of Spring Break with Family Fun Night

Image

News 10 Sunday Morning Weather Update

Image

Saturday Night Weather Update

WTHI Events