El próximo secretario general de Trump podría encontrarse con una pesadilla en el gobierno

(CNN) - El trabajo de secretario general de la Casa Blanca es casi imposible en el mejor de...

Posted: Dec. 11, 2018 10:37 AM
Updated: Dec. 11, 2018 10:37 AM

(CNN) - El trabajo de secretario general de la Casa Blanca es casi imposible en el mejor de los casos, pero el nuevo agente del presidente Donald Trump se enfrenta a una misión aún más difícil, que eventualmente puede evolucionar hasta convertirse en un esfuerzo por salvar su presidencia.

El próximo secretario general entrará a una Casa Blanca sumida en un escándalo, en la mira del fiscal especial Robert Mueller y con los demócratas recientemente empoderados, en lo que se perfila como uno de los momentos constitucionales más graves de la historia de Estados Unidos.

La salida largamente esperada del actual titular, John Kelly, anunciada por Trump el sábado, llega en un momento de inestabilidad y crisis que es notable incluso para este gobierno desenfrenado donde la turbulencia es la norma.

LEE: Trump anuncia que John Kelly, el secretario general de la Casa Blanca, se va

Nick Ayers, una estrella política en ascenso en el Partido Republicano —que durante mucho tiempo había sido considerado como el reemplazo de Kelly después de servir como el secretario general del vicepresidente Mike Pence— anunció que no tomaría esa posición luego de conversaciones con Trump.

Eso dejó al presidente sin el candidato más duro en la política, mientras la Casa Blanca está siendo golpeada por múltiples crisis, incluyendo una guerra comercial con China, turbulencia en los mercados y una revuelta de los senadores republicanos por la política de Arabia Saudita. Y a medida que se prepara para una nueva era de supervisión de los demócratas, el equipo de Trump también se está preparando para la inminente escalada de la campaña de reelección del presidente.

Como si eso no fuera suficiente, el nuevo secretario general también enfrentará la tarea desesperada de tratar de domesticar a un presidente que parece estar muy afectado por los avances de Mueller en los últimos días, a pesar de su insistencia en que está bien en la Casa Blanca.

"La Administración de Trump ha logrado más que cualquier otra administración de Estados Unidos en sus primeros dos (ni siquiera) años de existencia, y nos la estamos pasando muy bien“, tuiteó Trump el domingo.

"Todo esto a pesar de los medios de comunicación falsos, que se han vuelto totalmente insólitos. ¡Los verdaderos enemigos del pueblo!”

Washington está lleno de rumores sobre quién podría ser elegido para dirigir el ala oeste, incluidos los nombres del jefe de presupuesto Mick Mulvaney, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el representante Mark Meadows, que preside el comité conservador de House Freedom. Dos fuentes le dijeron a CNN que una de las razones por las que Ayers no aceptó el puesto fue por la resistencia de la primera dama Melania Trump y otros miembros del personal directivo.

Tal confusión interna en la Casa Blanca es una de las razones por las que otros candidatos pueden pensarlo dos veces antes de tomar el puesto.

Ofensas "imputables"

La función del secretario general suele ser ingrata y exhaustiva incluso en una administración convencional. Y quien decida convertirse en el secretario general de Trump enfrentará algo más que las complicaciones de lidiar con un presidente que constantemente se deleita siendo el epicentro de una atmósfera de caos, puñaladas por la espalda y recriminación.

También heredará una Casa Blanca que se ve más amenazada por una investigación criminal y acusaciones de abuso de poder que en cualquier otro momento desde el gobierno de Richard Nixon (1969-1974). Y cada semana, la situación se pone más oscura cuando el presidente está amenazado por formidables fiscales en dos frentes: por Mueller, que trabaja bajo la supervisión del Departamento de Justicia y por el fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York.

Varias semanas de divulgaciones por parte de Mueller han dejado en claro que el presidente y su ala oeste ahora están directamente amenazados por la investigación.

Por lo tanto, cualquier persona que entre a la Casa Blanca de Trump lo hará con la certeza de que está entrando en una situación que podría exponerlo a un riesgo legal, político o incluso personal.

El nuevo secretario general trabajará para un presidente acusado, efectivamente por su propio Departamento de Justicia, de dirigir y cooperar en la comisión de un delito: pagos a mujeres que lo acusaron de infringir las leyes de finanzas de campaña.

El domingo, el representante Jerrold Nadler, que dirigirá el Comité Judicial en la nueva Cámara de Representantes demócrata sugirió que las acusaciones contenidas en las denuncias sobre el caso del exabogado de Trump, Michael Cohen, por el Distrito Sur pusieron en peligro la presidencia de Trump.

FAVE.player({ configs: { adsection: "cnnespanol.cnn.com_spanish_default_t1", autostart: false, autoplay: { muted: { enabled: false } }, markupId: "fave-video3", video: "", isLive: false }, callbacks: { onContentPlay: function onContentPlay(containerId, playerId, videoId) { if ( typeof cnnespanolCleanPlayerBlock === "function" && "undefined" !== cnnespanolCleanPlayerBlock ) { cnnespanolCleanPlayerBlock(containerId, playerId, videoId); } } } }); "Serían ofensas imputables. La cuestión es si son lo suficientemente importantes como para justificar una acusación formal", dijo Nadler en el programa State of the Union de CNN. "Pero sin duda, son delitos de imputación porque, aunque fueron cometidos antes de que el presidente asumiera la presidencia, se cometieron al servicio de la obtención fraudulenta del cargo".

Si bien parece poco probable que los demócratas intenten destituir a Trump basándose únicamente en violaciones de financiamiento de campaña, las últimas semanas han dejado claro que la investigación de Mueller es más amplia de lo que era públicamente evidente y que podría encontrar peores transgresiones del presidente y de quienes lo rodean.

Hasta la fecha, Mueller no ha formulado ninguna acusación directa contra el presidente o los altos cargos. Pero incrustado en los recientes documentos judiciales está la posibilidad de que esté investigando si la administración había realizado esfuerzos para frustrar las investigaciones de su equipo y el Congreso.

Durante meses, la Casa Blanca de Trump ha advertido que "no hubo colusión" por parte de los rusos en las elecciones presidenciales de 2016.

Pero la investigación del fiscal especial está descubriendo varios enfoques de los rusos sobre la campaña de Trump y revela la apertura de figuras clave de esos enfoques y su propensión a mentir sobre los contactos.

Así que hay una posibilidad real de que el próximo secretario general se encuentre presidiendo una Casa Blanca involucrada en un juicio político y lidere una sala de guerra luchando por mantener el apoyo del Partido Republicano al presidente en caso de que vaya a juicio en el Senado.

Article Comments

Terre Haute
Overcast
46° wxIcon
Hi: 49° Lo: 37°
Feels Like: 41°
Robinson
Overcast
45° wxIcon
Hi: 49° Lo: 37°
Feels Like: 41°
Indianapolis
Overcast
43° wxIcon
Hi: 51° Lo: 39°
Feels Like: 38°
Rockville
Overcast
46° wxIcon
Hi: 47° Lo: 36°
Feels Like: 41°
Casey
Overcast
41° wxIcon
Hi: 49° Lo: 36°
Feels Like: 34°
Brazil
Overcast
46° wxIcon
Hi: 48° Lo: 37°
Feels Like: 41°
Marshall
Overcast
46° wxIcon
Hi: 49° Lo: 36°
Feels Like: 41°
Showers likely, cloudy and breezy
WTHI Planner
WTHI Temps
WTHI Radar

Latest Video

Image

All You Need to Know for Wednesdy

Image

Scattered showers and becoming breezy. High: 51°

Image

Tuesday Late Forecast

Image

Local donut shop to offer sweet treats for Down Syndrome Day

Image

Three students honor Terre Haute South student that was killed in a car crash

Image

A new program to be implemented in one Wabash Valley School could help students when they graduate

Image

ISU Baseball

Image

Gladish and Hayes

Image

ISU football

Image

Indiana's new driver's license option

WTHI Events